Música onda

Música onda

Rafael Cadenas con Leonardo Padrón en Los Imposibles

15/10/2014 | 11:00 am

Por: Ana María Sandoval


Su poesía “no pasa impunemente por los ojos de quien la consume”

Rafael Cadenas

Rafael Cadenas

 Casa de Leonardo Padrón. Año 2013.

El equipo de Producción esperaba la llegada del poeta venezolano. hipnotizados quedamos con esta mágica entrevista.

POSTAL:

                   “Siempre se ha dicho que Venezuela es una tierra de poetas. En pleno siglo XXI pudiera pensarse que es una raza en camino de extinción. Pero la verdad es que detrás de la hojarasca pueril y consumista del mundo aun persisten los tercos reverentes de la palabra. En nuestro país, hay un nombre que convoca la unanimidad inmediata de los lectores de poesía. Es, según consenso abrumador, el mayor poeta vivo de Venezuela y, sin duda, uno de los más grandes de la lengua castellana. Nació en Barquisimeto, en el sol de 1930, y se llama Rafael Cadenas. Hay que decirlo con el énfasis debido: la poesía de Rafael Cadenas no pasa impunemente por los ojos de quien la consume. No seríamos los mismos lectores que hoy somos sin habernos asomado a ese discurso que solo propone una ambición: recuperar la nitidez de ser humanos. Lo ha dicho con todas sus letras: “el hombre ha perdido la poética del vivir”. A Cadenas hay que leerlo muchas veces: en la juventud, en la soledad, en la consecuencia, en la maravilla y en la devoción. Sus libros han sido decisivos en la historia literaria del país. Han marcado a varias generaciones de lectores. Los propios poetas lo leen ávidamente. El resto del mundo ya tiene rato celebrándolo. Es nuestro poeta mayor, un hombre que ha sabido anular el ego, que esquiva la luz de los cenitales y el exceso de aplausos, a pesar de haber sido premiado tantas veces. En su poesía, la vida es la gran protagonista, con toda la desazón que eso implica. En su poesía no triunfa la belleza, sino la verdad. Su obra está destinada a permanecer en los dilatados pasillos del tiempo. Como un tesoro inacabable”.

Leonardo Padrón.

 

 

¡Bienvenido a Los Imposibles, Rafael Cadenas!