Música onda

Música onda

Jacinto Convit en Los Imposibles con Leonardo Padrón

22/04/2016 | 06:00 am

Por: Willmar Tarazona


«Un misionero en el sentido más atávico de la palabra»

Caracas, oficina del Dr. Convit en el Instituto de Biomedicina del Hospital Vargas, 9.30 de la mañana. Año 2007

 

«Pocas veces los reflectores de la fama se posan sobre ellos. Trabajan en voz baja, con la cabeza agachada sobre pequeñas cosas para alcanzar grandes revelaciones. Visten de blanco y hablan con una jerga casi incomprensible. Sin ellos, la raza humana quizás ya se hubiera extinguido. Son los hombres de ciencia, los científicos,  los que luchan contra lo imposible. Hoy les queremos rendir tributo a través de uno de ellos, un venezolano que tiene el tamaño de un siglo y que ha consagrado el silencio de su vida a los demás. Se trata de Jacinto Convit (Caracas, 1913), el creador de la vacuna contra la lepra, el hombre ha sido conocido como Héroe de la Salud Pública de Las Américas, que recibió el Premio Príncipe de Asturias y que fue nominado al Premio Nobel de Medicina en 1988. Esto solo para mencionar tres del enjambre de distinciones que este venezolano memorable ha recibido a lo largo de su vida. Jacinto Convit, una noche de su historia, eligió combatir la más tenebrosa de las enfermedades antiguas. Un mal linaje bíblico que alcanzó reputación diabólica en la Edad Media y que aún hoy, en el siglo XXI, genera espanto ante la sola mención de la palabra: lepra.

Jacinto Convit ha sido el gran enemigo de esa y de otras enfermedades endémicas. Estamos hablando de un misionero en el sentido más atávico de la palabra. En un mundo acostumbrado a rendirse  a los pies de los artistas, cantantes, deportistas y políticos, hoy queremos poner el microscopio de nuestro aplauso en la vida y obra de un venezolano antológico. Un hombre imposible de no celebrar: Jacinto Convit».

                                                                                                                                                                                                  Leonardo Padrón

convit-1