Música onda

Música onda

Fitness

¿Cómo combatir la flacidez abdominal?

Antes de realizarte cualquier tratamiento, recuerda consultar con un especialista para reafirmar la piel

22/04/2018 | 02:12 pm

Por: Thais Morales


La flacidez de la piel es la pérdida de tono muscular y elasticidad que experimentan los tejidos como consecuencia de circunstancias de una mala alimentación, envejecimiento o alta exposición a los rayos solares.

En el caso de la flacidez abdominal, se debe a cambios bruscos de peso o dar a luz, porque la piel abdominal sufre las consecuencias de haberse estirado y encogido en un período corto de tiempo, perdiendo su flexibilidad y tono.

Para combatir este inconveniente que afecta a hombres y mujeres, los especialistas recomiendan:

Carboxiterapia

La carboxiterapia utiliza el gas de dióxido de carbono aplicado mediante micro-inyecciones en la zona abdominal para producir un efecto bioquímico similar al que se obtiene al realizar ejercicio físico. Además de reducir la grasa localizada en el abdomen, la aplicación del dióxido de carbono consigue mejorar la circulación y eliminar líquidos retenidos, contribuyendo a mejorar el tono y elasticidad de la piel.

El número de sesiones dependerá de las necesidades concretas de cada paciente. Después de unas 10-12 sesiones, unas 2-3 veces a la semana, unido a una dieta personalizada por un nutricionista, se perderán unos 8-10 kilos, ganando firmeza en la piel y reduciendo de este modo la flacidez abdominal.

Radiofrecuencia corporal

La radiofrecuencia actúa produciendo calor sobre la dermis y los tejidos grasos. Como consecuencia de este calor, se estimulan los fibroblastos para que produzcan colágeno y elastina, consiguiendo mejorar los tejidos y la elasticidad de la piel. Además la vasodilatación producida por el calor facilita la eliminación de líquidos, toxinas y grasa acumulada en el abdomen.

El tratamiento completo suele constar de 8-12 sesiones, dependiendo de las necesidades concretas del paciente, aunque desde la primera sesión ya se aprecian resultados.

Mesoterapia corporal

La mesoterapia consiste en aplicar pequeñas dosis de sustancias homeopáticas mediante micro-inyecciones. Estas sustancias, además de mejorar la circulación y ayudar a la eliminación de grasas acumuladas, líquidos y toxinas, reafirman los tejidos para combatir la flacidez abdominal.

Un tratamiento completo de mesoterapia corporal suele tener 10 sesiones de 15 minutos, una cada semana.

Abdominoplastia

Cuando existe mucho exceso de piel por una pérdida considerable de volumen (habitual después de un embarazo o tras un tratamiento de pérdida de peso) imposible de eliminar mediante dieta y ejercicio físico, la cirugía es la mejor opción. La abdominoplastia consiste en eliminar el exceso de piel y grasa del abdomen para tensar los músculos de la pared abdominal que han quedado flácidos.

La operación de abdominoplastia dura unas 3-4 horas, realizada bajo anestesia general o local, donde el cirujano realiza incisiones para poder extirpar el exceso de piel y la grasa abdominal. Generalmente es necesario un ingreso hospitalario de un 1 o 2 días, y hacer reposo los días siguientes. En unas 4-6 semanas la inflamación de la operación habrá desaparecido y se comienzan a ver los resultados definitivos: un vientre plano y liso.

 

Con información de Ilahy.