Música onda

Música onda

http://ondalasuperestacion.com/wp-content/uploads/2016/06/ciudad-bolivar-hero.jpg

Bocado de País degustó la cocina de Ciudad Bolívar mirando el Orinoco

10/06/2016 | 02:00 pm

Por: Ana María Sandoval


En el capítulo estreno de la segunda temporada de Bocado de País, Valentina Quintero te llevó a la cocina de Los Roques. En esta segunda edición, degustamos la gastronomía de Ciudad Bolívar.

Escucha aquí el programa

El majestuoso Orinoco marca la cocina de Ciudad Bolívar. Sus peces se ofrecen a diario en los tarantines junto al río donde acuden cocineros y amas de casa para ofrecerlos en sopas, fritos, asados, a la parrilla o en guisos.

Se habla de una influencia trinitaria por la inmigración que llegó a El Callao llamados por la euforia del oro. Tan es así que se asegura que el pelao guyanés o aguadito – un clásico de la región – viene del pilao trinitario.Solo queda bien si se hace con una gallina robada

Aunque los españoles en la época de la colonia pusieron de moda el pastel de morrocoy para evadir la prohibición de comer carne en cuaresma, ya nadie lo hace con esos pobres animalitos, sino que lo sustituyen por rabo de res.

No existe todavía un recetario de la cocina de Ciudad Bolívar. Algunos de sus platos se van perdiendo. Sin embargo han surgido cocineros empeñados en recuperar las tradiciones. Oigan sus testimonios y atrévanse a gozar esta cocina con sabor a Orinoco.

ciudad-bolivar-nota

Karla Herrera nació en Caracas, se crió en Caracas, pero sus vacaciones se dividieron entre Ciudad Bolívar y El Callao. Por eso le entró la angustia por recuperar los platos que se servían en los campos y casas de su familia, los mismos que se comían en todas las casas. En eso anda. En eso está. Desde su casa donde sirve maravillas en el jardín y desde su local en el Mercado de La Carioca.

lechosa-nota

Ivy y Elsa Wulf nacieron y se criaron en Ciudad Bolívar, son tremendas cocineras y hacen dulces por encargo, pero normale tienen. Su vida son los fogones para sacar manjares dulces y salados.

Alain Minet es francés pero criollito de acento, esposa e hijos. Con ellos montó su negocio de ahumados de donde salen finezas como camarones, sardinas, Lau Lau o paisano ahumados. También chicharrón de pescador y un sabroseador. Su hija Magaly es quien recomienda y prepara las degustaciones.

sapoara-nota

A Alí Luces le dicen El Caimán del Orinoco. Sus corrientes le son tan claras como las líneas de sus manos callosas de tanto remar, pescar, lanzar la red y sacar anzuelos. Nadie pasa hambre con Alí cuando navega por el río mayor. Siempre carga una bolsita de aliños y lo demás se lo regala el generoso río padre.

nestor-acuna-nota

Imagen cortesía de gastronomiaenvenezuela.com.ve

No sabemos si Néstor Acuña se comió la cabeza de la Zapoara, pero lo que sí está claro es que se instaló en Ciudad Bolívar y desde el restaurante Sarrapia pone a brincar los paladares de sus comensales a punta de sabores de Bolívar, con aroma de sarrapia, alboroto de Orinoco y frescura de merey fresco, pasado o en dulce.

La taguara

Una canción convertida en café. Viajera del río Café se llama el invento de Dainol Jiménez, una abogada jovencita que se desmoñaba por tener un restaurante en el casco histórico de Ciudad Bolívar y cuando lo logró, quiso homenajear a Manuel Yáñez, compositor de esta conmovedora canción. Los almuerzos son con pabellón, carne guisada y palo a pique y de postre el Orinococo, un quesillo atómico. Está en la calle Boulevard Bolívar, número 36

Las Maravillas de esta semana ? totalmente adictivas

Una foto publicada por Viajera del Río Café (@viajeradelriocafe) el