Música onda

Música onda

Fitness

¡Suma semillas a tu dieta!

Cuida tu salud

03/09/2017 | 02:00 pm

Por: Alexa Abello


En este grupo de alimentos encontramos ingredientes ricos en buenas grasas, fibra, proteínas vegetales y variedad de micronutrientes que nuestro cuerpo necesita, pero para que escojas en función de tus necesidades, te mostramos los distintos tipos de semillas que puedes sumar a tu dieta.

Semillas de chía: no son milagrosas pero son poseedoras de una gran riqueza nutricional, y en ellas destacan propiedades antioxidantes que pueden proteger la salud al reducir los efectos nocivos del estrés y los radicales libres del oxígeno en nuestro cuerpo.

Linaza o semillas de lino: como otras semillas, las de lino también son fuente de ácidos grasos esenciales y poseen un alto contenido proteico así como de fibra soluble en agua, que al tener contacto con líquidos forma un gel, por lo que al igual que la chía, sirve como espesante o gelificante natural de diferentes preparaciones.

Además, el lino o linaza es fuente de ALA un tipo de grasas que en el organismo se comporta como precursor del DHA y EPA es decir, de los ácidos grasos que ofrece el pescado.

Semillas de amapola: es rica en ácidos grasos esenciales, fibra y proteínas vegetales, así como antioxidantes de la familia de los polifenoles que benefician la salud del organismo de diferentes maneras.

Pipas de calabaza: Son una de las opciones con más proteínas, superando los 24 gramos por cada 100 gramos y por supuesto, también ofrecen antioxidantes, grasas insaturadas que nuestro cuerpo no puede producir, calcio, potasio y vitamina E al organismo. Sus lignanos, fitoesteroles, estanoles y otros fitoquímicos de las mismas así como sus vitaminas y minerales son grandes aliados de nuestra salud, al ayudar a prevenir enfermedades como el cáncer, patologías cardiovasculares, obesidad, diabetes y otras.

Pipas de girasol: tienen una gran variedad de minerales ideales para el deportista tales como magnesio, potasio, selenio y fósforo así como vitaminas del complejo B y vitamina E con función antioxidante.

Semillas de sésamo: tanto sésamo blanco como negro tiene alta capacidad antioxidante debido a los compuestos fenólicos que poseen que al mismo tiempo, ayudan a reducir el colesterol LDL o malo en el organismo y por ello, también resultan aliados de la salud cardiovascular.

Semillas de hinojo: son una valiosa fuente de fibra, potasio, magnesio y otros minerales que nuestro cuerpo necesita.