Música onda

Música onda

Fitness

Realiza la chakrasana o postura de la rueda correctamente

Como asana de inversión, la rueda nos ayuda a activar nuestro sistema endocrino

13/08/2017 | 02:00 pm

Por: Alexa Abello


Partimos de posición tumbados boca arriba, con los brazos a los lados del cuerpo y las rodillas flexionadas acercando los talones hacia los glúteos. Las piernas deben estar separadas aproximadamente a la anchura de la cadera o un poco más.

Desde ahí, presionamos nuestros pies sobre el suelo. Colocamos las manos a la altura de los hombros, con los dedos de las manos mirando hacia los pies, y ejercemos presión con las manos sobre el suelo, extendiendo los codos que no deben desplazarse hacia los lados. Elevamos nuestra cadera hacia el techo, realizando una amplia extensión de la columna, abriendo nuestro pecho y echando nuestra cabeza para atrás.

Estiramos piernas y brazos tanto como sea posible mientras mantenemos el peso de nuestro cuerpo repartido entre los cuatro apoyos (las dos manos y los dos pies) y los glúteos empujan la cadera hacia arriba.

Para conseguir llegar a esta postura necesitamos tener una buena movilidad en los hombros y en la columna: no es tanto una cuestión de fuerza en los brazos (problema que achacan muchas de las personas que no consiguen hacerla) como de movilidad en la cintura escapular.

Para descansar después de realizar la postura de la rueda podemos pasar unos segundos en balasana o la postura del niño, con la espalda relajada.