Música onda

Música onda

Fitness

Prepara tu cuerpo para las comidas navideñas

Te damos algunos consejos para mantenerte en forma en las fiestas

20/12/2017 | 04:30 pm

Por: Alexa Abello


Es normal preocuparse por la alimentación luego de las fiestas, pero, ¿por qué no empezar antes? Aún estamos a tiempo y eso nos da cierta ventaja a la hora de preparar el cuerpo para cuando llegue la ocasión. Por esto te damos algunos consejos para mantenerte en forma.

1. No te adelantes a las fiestas
Intenta controlarte y ser paciente, que los excesos navideños te duren 2 semanas y no un mes y medio. Así reducirás las calorías extra que metas en el cuerpo y la recuperación posterior será más fácil.

2. Di no a las dietas restrictivas
Ni antes ni después es aconsejable someterse a una dieta restrictiva para compensar las comilonas navideñas.

3. Pasa del ‘detox’ y mantente hidratado
Por suerte, nuestro cuerpo está perfectamente equipado con unos eficientísimos riñones y un hígado siempre a punto para procesar lo que se puede aprovechar de los alimentos, y lo que no. Con eso tienes de sobra para depurarte, y sin con eso no fuese suficiente, lamentamos decirte que lo que necesitas no es una dieta, sino un médico, y cuanto antes.

4. Busca alternativas al alcohol
Aprovecha esta semana previa para buscar alternativas, y así cuando llegue el día sabrás por qué decantarte.

5. Come alimentos saciantes y con fibra
Es algo que te beneficia todo el año, pero especialmente en esta época, para tener el cuerpo preparado ante las comilonas navideñas: apuesta por alimentos con un gran poder saciante y un alto contenido en fibra, que te ayuden a sentirte satisfecho sin comer de más, y sobre todo, que te ayuden a evitar el estreñimiento para llegar a la Navidad sintiéndote más ligero.

6. Organízate
Una vez más: organización. Organizarse durante las fiestas es clave. Prepara menús semanales, o planifica del tirón todas las fiestas, de forma que más allá de las comidas o cenas clave (Nochebuena, Navidad, Nochevieja…) tus comidas durante esas semanas sean equilibradas, nutritivas y sanas, porque no es lo mismo cuatro o cinco comilonas que catorce excesos semanales.