Música onda

Música onda
lorenzoMendozaVITRINA

Los Imposibles con Lorenzo Mendoza, “el paradigma del empresario exitoso”

05/09/2016 | 06:30 am

Por: Arturo Guillén

Ha logrado construir su mejor versión del país posible. Es un líder natural.

La entrevista fue grabada en las oficinas de Empresas Polar en Caracas, año 2011

Escucha aquí la entrevista con Lorenzo Mendoza en Los Imposibles

 

 

 

POSTAL

“Se cuenta que nació predestinado. Es el paradigma del empresario exitoso. Uno de los hombres más ricos de Venezuela y según la revista Forbes, uno de los 300 millonarios más poderosos del mundo. Comanda un equipo de treinta mil personas. Pertenece a la tercera generación de una dinastía de triunfadores. Maneja un emporio empresarial que cumple ya setenta años de vida. Ha logrado construir su mejor versión del país posible. Es un líder natural. Se llama Lorenzo Mendoza y su nombre rebota de distintas formas por las cuatro esquinas del país. Podría pasar a nuestro lado y no lo reconoceríamos. Le huye a las entrevistas y a los micrófonos. Le tiene alergia al cenital de la fama, pero ha sido iluminado por la linterna del éxito. Su empresa ha marcado la cotidianidad del venezolano con una bebida, la cerveza, que pareciera contener el Caribe en su espuma y una comida, la arepa, que es el pan eterno de nuestras mesas. No hay rincón del país donde no se consuman sus productos, aunque no reconozcan la cartografía de su rostro. Muchos piensan que es el enemigo número uno del presidente Chávez. Otros sienten que es el gerente que necesita Venezuela. En cada rincón del continente premian su eficacia. Posee la madera de los empresarios químicamente puros. Un hombre de hechos. Un hombre que también es un misterio. Alguien a quien simplemente le dicen “el Ingeniero”. Un tipo normal pero distinto. Un talante, un espíritu, un apellido de linaje que logró conectarse de una forma contundente con la forma de vida del venezolano. Se cuenta que nació predestinado. Es el paradigma del empresario exitoso. Uno de los hombres más ricos de Venezuela y según la revista Forbes, uno de los 300 millonarios más poderosos del mundo. Comanda un equipo de treinta mil personas. Pertenece a la tercera generación de una dinastía de triunfadores. Maneja un emporio empresarial que cumple ya setenta años de vida. Ha logrado construir su mejor versión del país posible. Es un líder natural. Se llama Lorenzo Mendoza y su nombre rebota de distintas formas por las cuatro esquinas del país. Podría pasar a nuestro lado y no lo reconoceríamos. Le huye a las entrevistas y a los micrófonos. Le tiene alergia al cenital de la fama, pero ha sido iluminado por la linterna del éxito. Su empresa ha marcado la cotidianidad del venezolano con una bebida, la cerveza, que pareciera contener el Caribe en su espuma y una comida, la arepa, que es el pan eterno de nuestras mesas. No hay rincón del país donde no se consuman sus productos, aunque no reconozcan la cartografía de su rostro. Muchos piensan que es el enemigo número uno del presidente Chávez. Otros sienten que es el gerente que necesita Venezuela. En cada rincón del continente premian su eficacia. Posee la madera de los empresarios químicamente puros. Un hombre de hechos. Un hombre que también es un misterio. Alguien a quien simplemente le dicen “el Ingeniero”. Un tipo normal pero distinto. Un talante, un espíritu, un apellido de linaje que logró conectarse de una forma contundente con la forma de vida del venezolano”.

Leonardo Padrón

lorenzomendozaNOTA