Música onda

Música onda
Foto: Circuito Onda

Foto: Circuito Onda

Bocado de País: el inolvidable sabor y aroma del café venezolano

29/09/2016 | 01:30 pm

Por: Francis Ventura


En el quinto capítulo de la segunda temporada de Bocado de PaísValentina Quintero presentó los exquisitos de sabores del café venezolano, un producto autóctono de nuestras tierras, donde su peculiar sabor y aroma se impregna de tal manera en nuestros recuerdos, al punto de ser imposible borrarlos. Es que su variedad, color y textura es tan significativo, que es capaz de representar la diversidad de nuestro hermoso país.

Escucha aquí el programa

Menú

El aroma del café une a los venezolanos cada mañana. En el llano lo toman al alba, antes de salir al ordeño o al arreo. Debe ser negro y cerrero. En los Andes es guayoyo, con mucho dulce, que caliente las manos y el cuerpo cuando se madruga por esos páramos. Los orientales también se despiertan con el pocillo humeante antes de salir a la mar. En ciudades y pueblos el primer café se toma en la casa, el segundo en la panadería y los demás donde se los ofrezcan. Marrón, con leche, guayoyo largo o corto, tibio o muy caliente….Todo se vale cuando se pide un café. Lo único que está prohibido es rechazarlo.

Por eso el corazón se arruga cuando falta el café y salir de la casa se convierte en un castigo. Sin café el venezolano anda desorientado, dormido, con los ojos pegados. Cuerpo y alma lo requieren para iniciar la vida. Antes producíamos un extraordinario café y todo el que tomábamos crecía en estas tierras generosas, cultivado por familias que habían heredado las plantaciones, el rigor en su cultivo y el amor desbarrancado por el oficio. Desastrosas políticas arrasaron con nuestro café y ahora tenemos que importar casi todo el que se ofrece. Pero nunca faltan quienes insisten, le llevan la contraria a la adversidad y producen un extraordinario café con el alma, el aroma y la frescura que aprendieron de sus abuelos. Sus historias y su esfuerzo los compartimos en este capítulo de Bocado de país.

Foto: Circuito Onda

Foto: Circuito Onda

En el primer Bocado nos formulamos las siguientes preguntas: ¿Qué pasó con el café venezolano? ¿Por qué tuvimos que empezar a importar si antes lo exportábamos? ¿Qué hace que un café sea bueno?

Para responder estas interrogantes Valentina Quintero conversó con Pietro Carbone, empeñado en resaltar los exquisitos sabores del café, tanto que estableció una academia dedicada a compartir la variedad de aromas y sabores provenientes de esta semilla. Aseguró que fuimos a principios de siglos Venezuela figuró como segundo país exportador de café, pero los venezolanos se han enfocado más en el proceso de abastecimiento y no de productividad, pensamiento que nos arrebató el prestigioso lugar al punto de no conseguirlo siquiera  en los anaqueles.

Foto: Circuito Onda

Foto: Circuito Onda

Aldemar Valera es productor de café y mencionó las razones por las cuales en la actualidad se consume una bebida con una calidad muy baja en comparación a la que le dio el título a estos trabajadores de producir y comercializar el mejor café. Destacó que no hay una buena selección de la cereza, porque no es valorado el esfuerzo de los productores y se escoge cualquier producto para tostar y preparar la bebida tradicional, decayendo así mismo la calidad del café.

Foto: Circuito Onda

Foto: Circuito Onda

En el segundo bocado presentamos la historia de María Virginia Sulbarán, la única cafeóloga venezolana que está en Portuguesa, formada para producir y servir un café de calidad; explicó que viene de una familia de productores y no dudo en afianzar sus conocimientos estudiando el producto, posteriormente hizo un curso de cata y descubrió que tiene un paladar con la capacidad de degustar y seleccionar el mejor café, tanto que expandió sus horizontes y trabajó con mucho esfuerzo hasta convertirse en catadora profesional en el ámbito internacional, título que aseguró lo obtuvo por sus años de experiencia degustando distintos tipos de café.

Foto: Circuito Onda

Foto: Circuito Onda

En el tercer bocado se conoció la travesía que permitió que Portuguesa se convirtiera en un pueblo con aroma a café, al punto de ser actualmente el mayor productor del grano de Venezuela con Chabasquén y Biscucuy, quienes aprovechan las bondades del extraordinario clima de montaña que permite la producción de un café muy aromático

En Coima Café Azul, Rosmery López y Claudia Armas explicaron el proceso de realización del café para aprovechar cada pedacito del grano hasta obtener las características fundamentales de un buen café que señalaron son: acidez dulzor y amargura, sin dejar de lado el mayor atributo que es el aroma de esta exquisita bebida, cuyas semillas se producen en excelentes condiciones, relacionadas a una planta productora capaz de tratar el café y exponer sus atributos.

ScreenShot011

Foto: Circuito Onda

Antonia café Guayabital en Portuguesa, explicó que nació y creció en una finca de café. Destacó que tiene aproximadamente 3 mil plantas de café y el proceso de cultivo debe estar repleto de amor para luego disfrutar de una bebida sabrosa. Señaló que el mejor café para tomar es el que se quema con las dos conchas.

Foto: Circuito Onda

Foto: Circuito Onda

En el cuarto Bocado Pietro señaló que el café de Los Andes, tiene un muy buen cuerpo gracias a sus imponentes montañas y compartimos incluso el producto con países vecinos como Colombia, hacia donde se está fugando la semilla venezolana.

Oswaldo Mampica es propietario de la finca La Tubureña, en el estado Trujillo, explica que en su Hacienda pretende mostrar  las variedades de café que hay en el mundo; aseguró que el grano que allí se cultiva produce el mejor café del mundo.  Señaló, que su deseo es que cada persona que los visite pueda degustar las variedades del café en la entidad como el café caturra, catarí y borbón. Mencionó además que está sorprendido con las bondades de este grano y que mayormente no se reconoce las propiedades que llevan en su interior.

ScreenShot013

En el quinto Bocado descubrimos que es posible cultivar un buen café cerca de las ciudades Conocimos la experiencia del Café del fundo en Ciudad de Mérida, considerados pioneros en este oficio y colocar su máximo esfuerzo en elaborar un café con sabor representativo que puede degustarse bien tostado pero sin alterar el origen de un rico café.

Foto: Circuito Onda

Foto: Circuito Onda

Liliana González de Café de El Fundo en Mérida, explicó las formas artesanales y bastante innovadoras que utilizan para producir el café, mencionó como fueron sus orígenes y cómo su padre Don Ramón pudo establecer su propio negocio, donde fue valorado y su calidad reconocida a partir de su exquisito sabor. Aseguró que sin duda alguna queda en el recuerdo y el aprender a tratarlo, amarlo y trabajarlo es el mejor secreto.

En el sexto Bocado degustamos el tradicional sabor del jardín de oriente, montañas de las que se puede consumir café para  una manga, una greca o un guayoyo, lo más importante es tener varios ejes importantes el país para producir el tradicional café venezolano.

Carlos Leopardi de café Monagas, es productor de café en Caripe, explicó los orígenes del trabajo a base de café y cómo la semilla se convirtió en la más trabajada en los campos venezolanos y se conmueve al saber que la producción y la calidad de la bebida ha disminuido en gran manera. Asimismo compartió la particular forma de cultivar el grano y aseguró que el buen café no se tuesta.

En el séptimo Bocado invitamos a tomar nuestro propio café Pietro Carbone destacó lo positivo de que se cultive el café en distintos puntos del país; señaló que el sabor  del café es el primero que recuerda el venezolano, al punto de perseguirlo en cualquier parte del mundo, representando su cultura y su más profundo sentido de pertenencia.

La Taguara

Cuando quieran tomar tremendo café vayan hasta Panelas Café en el lobby del nuevo Hotel Coromoto en Guanare. Aquí se luce María Virginia Sulbarán junto a su equipo sirviendo su café de altura Biscucuy en exquisitas versiones: guayoyo, fuerte, frío, con licor, marrón o tetero y hasta con la bandera dibujada en la espuma. Lo acompañan con estupendas tortas y todos los sábados hay catas de 2:00pm a 5:00pm.