Música onda

Música onda

Gastronomía

Aprende a hacer Galletas de Jengibre en estas navidades

Endúlzate con estas galletitas

21/12/2017 | 10:43 am

Por: Andrea Valladares


Las galletitas de jengibre son toda una tradición navideña, tanto para la hora de la merienda de los más chicos durante el mes de diciembre como para servirlas en la mesa de dulces de navidad. Toma nota y hazlas con los más pequeños de la casa ¡Que inicie la diversión en la cocina!

Ingredientes:

  • 4 tazas de harina
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 2 cucharaditas de jengibre molido
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 1/4 cucharadita de clavo molido
  • 1 taza de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar
  • 1 huevo grande
  • 1/2 taza de miel o melaza

Modo de preparación:

Precalentar el horno a 180ºC. Comenzamos mezclando bien los ingredientes secos, es decir, la harina, jengibre, levadura, canela y clavos. Batimos la mantequilla, que estará a temperatura ambiente, con el azúcar hasta que éste se disuelva completamente. Incorporamos la miel o melaza y el huevo, y finalmente incorporamos la mezcla de la harina con las especias. Tenemos que conseguir una mezcla lo más homogénea posible. Si se queda excesivamente pegajosa podemos incorporar algo más de harina hasta que quede más firme y manejable.

OJO: No agregues demasiada harina ya que si no, es posible que las galletas queden demasiado duras al hornearlas.

Colocar la masa en una bolsa de plástico sellable o en un recipiente de plástico hermético. Reservar en un lugar fresco, pero no en la nevera, durante al menos 2 horas y máximo 6 horas.

Estirar la masa directamente sobre papel de pergamino para que no haya deformaciones cuando transfieras la masa a la bandeja de horno.

Ahora llega el momento de cortar nuestras galletas de jengibre y darles o bien forma de casita de jengibre o bien, el tradicional hombrecito de jengibre. Pon a prueba tu imaginación.

Llevar al horno durante 11 a 15 minutos para piezas de gran tamaño, de 6 a 8 minutos para piezas pequeñas. O hasta que los bordes se tiñen de color marrón. Vigila bien las primeras para saber cuánto tiempo tienes que dejarlas porque dependerá mucho del grosor de la galleta y de la potencia de tu horno.

Recomendación:

La masa es pegajosa. Se puede extender con el rodillo entre dos hojas de papel de pergamino o de horno y luego congelar antes de cortar con los moldes, ya que puede resultar difícil desprender el papel.

Puedes decorar con azúcar impalpable o a tu gusto.

Fuente: Peque Recetas